¿Qué es discriminar?

¿Qué es discriminar?
Discriminar es juzgar al otro; separar injutamente, ya que todos somos iguales. El color de piel, el idioma, el sexo, la situación social, NO HACE AL SER HUMANO. Es un hecho desagradable que, lamentablemente, la gran mayoría de las personas comete. "No hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti"

¡¡¡Bienvenidos!!!

Nosotros, alumnos del Instituto Técnico San Cayetano organizamos este Blog, a partir de propuestas que surgieron en el aula en Construcción de la Ciudadanía.

Este Proyecto se ha iniciado en el año 2008 y continuado en el 2009 y 2010. Y ahora en el 2013 por los alumnos de 2* año de la Escuela Secundaria, siguiendo las huellas de los que nos precedieron en este emprendimiento.

Este año llevamos la iniciativa: Melany, Sofía, Celina, Camila, Sol, Carina, Agustín, Lautaro, Gabriel, Federico B., Juan, Federico C., Jonathan, Taiel, Lucas, Esteban, facundo, Erick, nahuel, Ariel, Santiago, Franco, Rodrigo, Gabriel y el profe Jorge.

Dentro del mismo encontrarán: fotos, testimonios, hechos históricos, noticias, consejos, puntos de vista, encuestas, videos, músicas, frases, etc. sobre este tema que tanto nos preocupa e interesa.

Esperamos que ustedes lo disfruten al igual que nosotros y esperamos sus opiniones.

jueves, 13 de noviembre de 2008

¿Quién gana?

La discriminación es un acto de desigualdad, de tratara uno como diferente en sus condiciones humanas.

La discriminación no nos lleva a ningún lado, solo lastima, hiere, deja tristezas penas en el corazón.

El discriminar va en contra de la naturaleza humana. Los hombres somos seres pensantes, racionales; y cuando se está discriminando, se demuestra que no se piensa, no se reflexiona, porque si lo hiciera, se daría cuenta que es un acto de ignorancia, de cobardía y de deshumanizad.

Además puede provocar tantos otros daños… Por ejemplo si una persona que tiene unos kilos de más se la discrimina, puede suceder que no quiera comer más y eso le provoque trastornos en su organismo. O las personas que padecen una enfermedad pueden sentir más dolor y perder el sentido de vivir. O las personas con alguna capacidad diferente se pueden sentir estorbo de la sociedad, cuando jamás lo pueden ser.

Yo les diría a los que discriminan:

¿qué ganan con eso?

¿No ganaríamos si incluimos a todos?


Facundo

martes, 11 de noviembre de 2008

Basta ya

La reflexión que quiero compartir con respecto a la discriminación es que ella es una “palabra mala y dolorosa”.

En todo este año aprendí muchos tipos de discriminación. Religiosa, por enfermedad, por discapacidad, por edad, por aspecto físico, etc.

Para mí la discriminación es rechazar a otra persona. El que discrimina se sentirá muy importante, pero no es así, merecería nuestra pena, por equivocarse tanto.

Yo he discriminado mucho y me discriminaron alguna vez.

El año pasado, estando en primer año, en nuestro curso se discriminaba mucho. Gracias a Dios este año pudimos reflexionar mucho, crecimos mucho, maduramos mucho.

Sin la discriminación todos seríamos felices y más buenas personas.

¡¡¡Basta de discriminar!!!

Pablo S.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Lo que viví

La discriminación se nos presenta en todos lados, incluso en el aula.

En mi experiencia personal, desde que comenzamos a trabajar este tema en Construcción de la Ciudadanía en mi aula no se vive más ese flagelo.

Aprendimos a trabajar en grupo, a escuchar al otro, a respetar sus ideas.

También aprendí que este flagelo no tiene límites ni parámetros: color, sexo, nacionalidad, creencias, ideologías, situación social, enfermedad.

En particular agradezco haber podido estar en este trabajo por lo que me ayudó a crecer y a las personas que siempre nos fueron acompañando en este proyecto.


Darío



sábado, 8 de noviembre de 2008

Hablando de la discriminación

¿Qué es la discriminación?

Es un hecho desagradable que lamentablemente ocurre en nosotros, es decir, discriminamos y nos discriminan.

¿Qué puede llegar a suceder?

En algunos casos la discriminación termina mal. Podemos herir a las personas, hacerlas sentir incómodas, desplazadas e incluso que no son útiles a la sociedad (cuando se sabe que no es así).

¿En qué se discrimina?

Por ser flaco o gordo, por ser blanco o negro, por ser mujer u hombre, por ser boliviano, paraguayo, chileno, argentino, por ser creyente o por no serlo. Conclusión se discrimina por todo.

¿Qué sienten los discriminados?

Sienten tristeza, angustia, desolación, furia, impotencia.

¿Qué harías si ves a una persona discriminada?

La ayudaría, la escucharía y le brindaría contención, levantarle el ánimos y hacerle ver que el otro está equivocado y que es una persona como cualquier otra y no debe sentirse así.

Kevin

jueves, 6 de noviembre de 2008

Mi opinión sobre la discriminación

La discriminación la pueden sufrir cualquier persona y en cualquier momento y lugar.

Está mal discriminar y, es peor, cuando es a vos a quien discriminan. Por eso es tan importante que evitemos hacerlo.

Muchas veces se hace sin intención, porque suena gracioso, o quizás al conversar uno no repara que puede eso hacer sentir mal al otro.

Para mí el que discrimina tiene la mente en blanco, porque si comprendiera la igualdad de derechos que todos poseemos y lo que significa la dignidad humana, no lo haría.

No hay que discriminar a nadie, mi frase final es:

“no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti”

Juan Sebastián



miércoles, 5 de noviembre de 2008

¿Por qué discriminamos?

La discriminación es algo que se ve en todo el mundo: en la cancha de futbol, en la escuela, en el barrio.

Te discriminan si sos gordo, o de piel oscura, o por la nacionalidad, o tu posición económica.

¿por qué discriminar?

Algunos creen que se sienten más fuertes o poderosos haciendo rebajar al otro en su condición.

El caso de discriminación por enfermedad: si se conoce a alguien que tiene sida no se lo invita a compartir momentos de amistad porque por su ignorancia tiene miedo al contagio.

En el de discriminación por aspecto físico: Cuando hay un obeso en la escuela es punto de burlas y cargadas.

En la situación de discriminación por color: Si posee color de piel blanca se lo trata como afeminado; y si es de color negro por ser oscuro.

La discriminación no es buena, nos hiere, nos lastima.

No discrimines sino quieres ser discriminado.

Maximiliano


martes, 4 de noviembre de 2008

Las personas, hoy


Las personas de hoy, son hirientes y lastiman a otras.

Las personas de hoy, no saben valorar la amistad y el compañerismo de un ser humano.

Las personas de hoy, lo único que saben hacer es discriminar, parece que les encanta hacer sentir mal a la gente.

En el mundo entero hay muchas personas que son ejemplos de vida, son ejemplo de mostrarle a uno que por más enfermo esté o por más discapacidad que sea, “la vida sigue” y hay que avanzar.

En el mundo hay muchas personas que más allá de su color de piel o su raza, aportan a todos un bienestar, brindando sus conocimientos por el bien de la humanidad.

En el mundo hay miles de personas que más allá de su sexo, construyen un mundo mejor, afirman que se puede vivir en armonía y en paz.

Miremos a las personas que forman este mundo.

Muchos no tienen manos y son pintores,

Muchos podrán ser de naciones “subdesarrolladas” y son científicos.

Hay personas en el mundo que no discriminan a otras,

que no hacen diferencias,

que son ejemplo de los demás,

que buscan una vida en paz con los demás.

Los que discriminan tienen que aprender a no hacer diferencias:

“Todos somos iguales en dignidad,

Todos somos seres humanos”.

Camila


domingo, 2 de noviembre de 2008

Video: Los niños hacen lo que ven

video

Los niños muchas veces son el reflejo de sus padres. Lo que reciben día a día es lo que quedará en el corazón y la vida de ellos.

¿Qué queremos regalarles para su futuro?

sábado, 1 de noviembre de 2008

Esta vida


En este tiempo mucho pudimos pensar lo que es la VIDA. Ese regalo, quizás inmerecido, pero que se nos ha dado, y que es innegable, indelegable y maravilloso. "Podemos decir llevamos un tesoro en vasijas de barro".

Y en esta vida que nos toca vivir, no es un juego, ni mucho menos fruto del azar. Cada uno de nosotros podemos disfrutarla a pleno sabiendo que cada paso que damos lleva nuestra impronta personal y esto conlleva a asumir las consecuencias que nos brinda esta vida que transcurre. Es abrazar de las extraordinarias consecuencias que nos trae. ¡Esta vida no se cansa de regalar!

A la vez, esta vida que nos toca no se vivencia solitario, ni escondido en un hueco, menos aislado; se com-parte, se parte con el otro.

Por eso a veces este vivir nos gratifica, y en otras nos hiere. En estos tiempos aparecen heridas muy marcadas, que a veces cuesta cicatrizar, por más que se busque el antibiótico, entre ellas La discriminación.

A lo largo de este tiempo quisimos compartir y vivenciar con cada uno el tratar de curar las heridas que el segregar trae.

En el tiempo que nos queda de trabajo en este ciclo lectivo iremos presentando nuestras conclusiones, compartiendo reflexiones y vivencias.

Desde ya queridos amigos, mil gracias por compartir con nosotros el día a día. También los invitamos a que puedan uds hacer sus propias reflexiones de todo lo vivido.

Todos juntos para construir una vida con los otros, más fraterna y un mundo mejor .



Jorge