¿Qué es discriminar?

¿Qué es discriminar?
Discriminar es juzgar al otro; separar injutamente, ya que todos somos iguales. El color de piel, el idioma, el sexo, la situación social, NO HACE AL SER HUMANO. Es un hecho desagradable que, lamentablemente, la gran mayoría de las personas comete. "No hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti"

¡¡¡Bienvenidos!!!

Nosotros, alumnos del Instituto Técnico San Cayetano organizamos este Blog, a partir de propuestas que surgieron en el aula en Construcción de la Ciudadanía.

Este Proyecto se ha iniciado en el año 2008 y continuado en el 2009 y 2010. Y ahora en el 2013 por los alumnos de 2* año de la Escuela Secundaria, siguiendo las huellas de los que nos precedieron en este emprendimiento.

Este año llevamos la iniciativa: Melany, Sofía, Celina, Camila, Sol, Carina, Agustín, Lautaro, Gabriel, Federico B., Juan, Federico C., Jonathan, Taiel, Lucas, Esteban, facundo, Erick, nahuel, Ariel, Santiago, Franco, Rodrigo, Gabriel y el profe Jorge.

Dentro del mismo encontrarán: fotos, testimonios, hechos históricos, noticias, consejos, puntos de vista, encuestas, videos, músicas, frases, etc. sobre este tema que tanto nos preocupa e interesa.

Esperamos que ustedes lo disfruten al igual que nosotros y esperamos sus opiniones.

martes, 30 de septiembre de 2008

Una participación más espiritual


¿Cómo buscar expandir nuestro sentido de pertenencia? Trabajando para un mundo más participativo e inclusivo que entre todos tenemos que crear y llevar adelante. La discriminación es un aspecto del ser humano que tiene raíces profundas en su historia, su psiquis y en la forma que percibe la vida. Fomentar un sentido de compromiso real y efectivo frente a este cometido. Aspiramos a ser seres humanos cabales y conscientes, para lo cual necesitamos asumir responsabilidades por cómo delineamos nuestro destino y por lo que aportamos al medio en que vivimos.
Es preciso reconocer, en este sentido, que el tiempo que dedicamos a pensar en otras personas, en otros grupos humanos, en las necesidades de otros es muy escaso. No es infrecuente que nuestros pensamientos y afectos estén más centrados en ver qué nos proporciona la vida, qué nos dan los demás, qué provecho podemos sacar de lo que nos rodea, que en ampliar los límites de nuestra incumbencia.
Podemos Aprender de quienes han aportado cambios sustanciales para el bien de la humanidad, ya que han enfrentado el extraordinario desafío de olvidarse de sí mismos para trabajar por las necesidades del mundo. Olvidarse de uno mismo no es desatender los compromisos personales; por el contrario, es traspasar el límite de los propios intereses, hasta comprender que el mundo es nuestra casa y que en nuestro corazón podemos albergar a todos los seres, el mundo.
Ciertamente, pasar de un estado de conciencia donde nos creemos el centro del universo, al estado de conciencia donde nuestras respuestas a la vida evidencian que nos sentimos parte integrante de todo lo que existe, no es un tránsito fácil. Especialmente se hace difícil si estamos dispuestos a responder efectivamente por ese todo. Por esto, unirnos y aunar esfuerzos, trazando cauces que fortalezcan nuestra maravillosa tarea de expandir nuestro amor hasta abarcar al mundo entero.

El compromiso que gesta nuevos horizontes es el que se apoya en el amor y la ofrenda y no se limita con temores ni reticencias.
Comprender que la ofrenda, nacida de una profunda reverencia y amor por la vida, no es un esfuerzo esporádico, limitado por la idea de lograr algo a cambio, sino es el resultado de una actitud participativa y humilde que nos ubica en la realidad de ser y sabernos un ser humano entre otros seres humanos.
Trabajar para que esta actitud interior se arraigue en nuestro corazón, para que desde ese centro surja abundante fuerza de realización. Sabemos que potencialmente contamos con la libertad y la capacidad de hacer las transformaciones que anhelamos en nuestra vida y en el entorno. Demos un paso más: asumamos el compromiso de ejecutar nuestros sueños en la vida diaria. Esta es la forma de generar, además de una transformación en la calidad de la propia vida, la energía indispensable para transformar al mundo en un ámbito de mayor ecuanimidad, equilibrio y armonía.
Jorge Enrique

http://amigosdecafhparaguay.blogspot.com/


4 comentarios:

Pasión dijo...

Querido Jorge, queridos chicos, esta entrada me recuerda la nota de Eugenio Carutti de quien tengo copiada una parte en mi blog Dios Laico y pongo un parrafito aqui. Espero que les guste... Un abrazo!
Pasión

Dice la nota: "La mente externa está literalmente poseída por lo colectivo que nos impone sus objetivos y nos hace creer que los hemos elegido libremente; nos hace sentir y desear lo mismo que los demás; otro nivel interno de la mente, pero también superficial, compensa al primero; está lleno de imágenes, fantasías y anhelos que provienen de lo colectivo pero que nos parecen íntimamente personales.
...
Destello tras destellos se nos revelará que todo aquello en lo que creíamos no tiene la existencia que nosotros -o lo colectivo en nosotros- le otorgábamos. Pero todas ellas fueron experiencias necesarias en el viaje de la psiquis por el universo.

Y el viaje recién ha comenzado".

terezinha bordignon dijo...

Ótimo blog. Parabéns por divulgar verdadeira liberdade e a consciência política.

Obrigada pela visita.

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Hola Pasión: Gracias por tu aporte.
Un saludo

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Olá terezinha bordignon, Obrigado por sua visita e apoio a este esforço.
Atenciosamente