¿Qué es discriminar?

¿Qué es discriminar?
Discriminar es juzgar al otro; separar injutamente, ya que todos somos iguales. El color de piel, el idioma, el sexo, la situación social, NO HACE AL SER HUMANO. Es un hecho desagradable que, lamentablemente, la gran mayoría de las personas comete. "No hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti"

¡¡¡Bienvenidos!!!

Nosotros, alumnos del Instituto Técnico San Cayetano organizamos este Blog, a partir de propuestas que surgieron en el aula en Construcción de la Ciudadanía.

Este Proyecto se ha iniciado en el año 2008 y continuado en el 2009 y 2010. Y ahora en el 2013 por los alumnos de 2* año de la Escuela Secundaria, siguiendo las huellas de los que nos precedieron en este emprendimiento.

Este año llevamos la iniciativa: Melany, Sofía, Celina, Camila, Sol, Carina, Agustín, Lautaro, Gabriel, Federico B., Juan, Federico C., Jonathan, Taiel, Lucas, Esteban, facundo, Erick, nahuel, Ariel, Santiago, Franco, Rodrigo, Gabriel y el profe Jorge.

Dentro del mismo encontrarán: fotos, testimonios, hechos históricos, noticias, consejos, puntos de vista, encuestas, videos, músicas, frases, etc. sobre este tema que tanto nos preocupa e interesa.

Esperamos que ustedes lo disfruten al igual que nosotros y esperamos sus opiniones.

sábado, 20 de septiembre de 2008

Los presos políticos en Cuba

La ley del régimen Castrista en Cuba prohíbe la libre expresión, asociación y reunión de sus ciudadanos. Cualquier persona que intenta expresar puntos de vista distintos a la ideología oficial, asistir a reuniones no auspiciadas por el gobierno, o crear organizaciones independientes corre el riesgo de ser perseguida y reprimida, con castigos que oscilan de hostigamiento y amenazas a pérdida de empleo o golpizas y encarcelamiento.

Por esta razón, en Cuba hay cientos de presos políticos, probablemente muchos más de los cientos de casos que se conocen. Presos políticos son personas que han sido encarceladas por motivos políticos. Amnistía Internacional, organización que se dedica a la defensa de los derechos humanos y los prisioneros de conciencia, considera que éstas son “personas que han sido encarceladas por sus creencias políticas o religiosas u otro tipo de creencias adoptadas concientemente, o por motivo de su origen étnico, sexo, color de piel, o idioma, siempre y cuando no hayan usado la violencia”.

Los presos de conciencia cubanos son hombres y mujeres de todo las razas y edades. Algunos han sido sentenciados explícitamente por razones políticas, como “propaganda enemiga” o “desacato a la figura del Comandante en Jefe”, mientras que otros han sido acusados de delitos comunes ficticios de manera que ocultan las verdaderas razones por su cautiverio.

El sistema judicial en Cuba tiene pocas provisiones para proteger a estos individuos, dado que los abogados en Cuba son todos empleados por el Estado y muchas veces temen cuestionar seriamente los argumentos hechos por la fiscalía o el Departamento de la Seguridad del Estado por miedo a sufrir también represalias. Además, a los abogados de los prisioneros no siempre se les da el tiempo adecuado para preparar una defensa o, a veces, los detenidos no se les permite entrevistarse con sus abogados o son hasta presionados a firmar documentos incriminatorios.


5 CASOS PRENSENTAMOS:


JUAN CARLOS GONZALEZ LEIVA

Violentamente arrestado, herido y encarcelado el 4 de marzo del 2002 por llevar a cabo una protesta pacífica junto a 9 activistas por los derechos humanos en el hospital Antonio Luaces Iraola en Ciego de Avila, Cuba, en defensa de una golpiza propinada por las autoridades cubanas contra el periodista independiente Jesús Alvarez Castillo. Los diez activistas permanecen confinados en diferentes prisiones sin derecho a juicio ni fianza, acusados de desorden público y desacato, crímenes que significan hasta 8 años en prisión.


JORGE LUIS GARCÍA PÉREZ

Estudió en el Instituto Preuniversitario en el Campo, donde afloraron sus primeras inquietudes políticas cuando pudo leer algunos artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos. A partir de ese momento comenzó a rechazar el adoctrinamiento que se impartía en las clases, lo que le valió ser amonestado en presencia del claustro de profesores y la dirección de la escuela. Producto de esa comenzó a ser vigilado, y después de llevar seis meses laborando en la Central Electronuclear de Juraguá fue despedido a causa de una investigación de sus antecedentes que dio como resultado la clasificación de “desafecto al proceso”.

El 15 de marzo de 1990, mientras escuchaba en la misma Plaza XX Aniversario la alocución radial al IV Congreso del Partido Comunista, comenzó a gritar que “el comunismo es un error y una utopía” y “queremos y necesitamos reformas como las que se efectúan en Europa Oriental”. Fue golpeado por agentes de la policía y nuevamente conducido a la sede de la policía política en Santa Clara, donde esta vez es acusado de “propaganda enemiga oral”.


NÉSTOR RODRIGUEZ LOBAINA

Prisionero de conciencia, es presidente del Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia (MCJD).

En 1988, se traslada hacia la capital de la Isla donde comienza de manera oficialista a cultivar arte en el género de poesía.

En Diciembre de 1993. es detenido de nuevo por efectivos de la policía política bajo cargo de peligrosidad social y condenado a 2 años de cárcel con el expediente 41/1993, por manifestarse abiertamente contra el llamado proceso revolucionario cubano, y por no pertenecer a ninguna organización política y de masas del Estado como textualmente lo plasma la copia de la sentencia.

Del 20 de agosto del 2001, Néstor es golpeado brutalmente por un preso común llamado Esmeregildo Duvergel Limonta, quien cumplía órdenes de las autoridades de la Prisión Combinado de Guantánamo, especialmente del Capitán Silvestre. Los golpes le produjeron una fractura bilateral en la mandíbula. De acuerdo a la esposa de Rodríguez Lobaina, Yunaibis Castillo, existen dudas si Duvergel es realmente un preso común o un guardia disfrazado de preso, pues evidentemente actuaba con la anuencia de los oficiales de la prisión, y no lo ha hecho solamente en este caso. Al día siguiente estando en la Sala de Penados del Hospital Agostino Neto en Guantánamo, Néstor recibe otra golpiza a manos del oficial Manuel y es encerrado en una celda que hay dentro de esta sala hasta las 4 de la tarde, hora en que es regresado al penal sin autorización médica. Cuando llega al penal, los médicos de la enfermería del mismo, bajo la dirección de la Primer Teniente Aracelys, no le brindan atención médica.


LEONARDO BRUZON AVILA

Leonardo Bruzón Avila es un luchador cívico cubano de 47años que reside en La Habana.

Desde finales del año 1999 es el presidente de la organización civilista Movimiento 24 de Febrero. Esta organización realiza una labor de promoción del respeto a los derechos humanos, denuncia de las violaciones de los mismos, para lo que realizan seminarios sobre este tema además de demostraciones públicas y pacíficas para promover esta conciencia en la población cubana.

El 22 de febrero del 2002 Leonardo Bruzón Avila fue detenido en La Habana junto a un grupo de opositores que planeaban realizar actividades en conmemoración del 24 de febrero, fecha patriótica cubana y aniversario del derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate.

Tanto su familia como los activistas de derechos humanos en Cuba han pedido en reiteradas ocasiones que se le instruya de cargos o se le libere una vez que Bruzón restablezca su salud.


FRANCISCO PASTOR CHAVIANO GONZALEZ

Presidente del Consejo Nacional por los Derechos Civiles.

El 7 de marzo de 1994, cuatro hombres armados entraron a la casa de Chaviano y lo golpearon salvajemente. Esta acción fue denunciada fuertemente por Amnistía Internacional, que emitió un Llamado a la Acción Urgente para expresar su preocupación por el peligro que corría la vida de Chaviano. No obstante, a pesar de esta iniciativa, la represión continuó. El 7 de mayo de 1994, la Seguridad del Estado lo arrestó y lo confinó nuevamente en Villa Marista, acusándolo falsamente de “revelar secretos del Estado”.

Después de estar 11 meses confinado en una celda de aislamiento, Chaviano fue sentenciado en un juicio amañado a 15 años de privación de libertad. Actualmente cumple esta sentencia en el Combinado del Este de La Habana. El 11 de mayo de 1994, Amnistía Internacional lo declaró “prisionero de conciencia” y el 19 de mayo, el Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió un comunicado de prensa que respaldaba su labor como activista opositor y pedía su inmediata liberación.


Brian A.