¿Qué es discriminar?

¿Qué es discriminar?
Discriminar es juzgar al otro; separar injutamente, ya que todos somos iguales. El color de piel, el idioma, el sexo, la situación social, NO HACE AL SER HUMANO. Es un hecho desagradable que, lamentablemente, la gran mayoría de las personas comete. "No hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti"

¡¡¡Bienvenidos!!!

Nosotros, alumnos del Instituto Técnico San Cayetano organizamos este Blog, a partir de propuestas que surgieron en el aula en Construcción de la Ciudadanía.

Este Proyecto se ha iniciado en el año 2008 y continuado en el 2009 y 2010. Y ahora en el 2013 por los alumnos de 2* año de la Escuela Secundaria, siguiendo las huellas de los que nos precedieron en este emprendimiento.

Este año llevamos la iniciativa: Melany, Sofía, Celina, Camila, Sol, Carina, Agustín, Lautaro, Gabriel, Federico B., Juan, Federico C., Jonathan, Taiel, Lucas, Esteban, facundo, Erick, nahuel, Ariel, Santiago, Franco, Rodrigo, Gabriel y el profe Jorge.

Dentro del mismo encontrarán: fotos, testimonios, hechos históricos, noticias, consejos, puntos de vista, encuestas, videos, músicas, frases, etc. sobre este tema que tanto nos preocupa e interesa.

Esperamos que ustedes lo disfruten al igual que nosotros y esperamos sus opiniones.

sábado, 30 de agosto de 2008

El sida y la ignorancia en la discriminación


Es un tema sumamente delicado y complejo, el de cómo tratar a una persona con el virus del SIDA. La mayoría de las personas, frente a la situación de tener un amigo o familiar infectado, reaccionan de manera errónea; juzgándolos, hostigándolos con preguntas al principio, y abandonándolos en la soledad después. Esto ocurre por diferentes causas antes nombradas, como el prejuicio, el miedo y la falta de información. Por ende, es muy importante conocer bien la enfermedad, saber su forma de actuar, su modo de contagio, qué se puede hacer y qué no. También es muy importante referirse a las personas con el virus de manera adecuada, utilizando los términos correctos, que no contengan ninguna clase de tono despectivo.

Es por eso que a continuación, exponemos tres textos que cubren la información básica y el comportamiento correcto y humano que debe tener una persona si tiene la indeseable oportunidad de poseer un conocido con SIDA.

Los NO de la infección: comportamientos que no contagian el SIDA

* El virus NO se encuentra en los cabellos. Por ello no hay riesgo de infección al usar el mismo shampú, o al usar el mismo gorro de baño o al acariciar la cabeza de un infectado.

* El virus NO se encuentra exteriormente en la piel. Por lo tanto, no hay riesgo de infección:

al dar la mano, al abrazar, al besar, por usar la misma ropa, por sentarse en la misma silla

* El virus NO se transmite por saliva, si lo hiciese, el estornudo contagiaría y ya estaríamos casi todos infectados. Entonces, no hay riesgo de infección al toser, al estornudar, al beber del mismo vaso, al tomar mate de la misma bombilla

* El virus NO es transmitido por insectos. Por eso no hay infección por picadura de mosquitos, vinchucas, etc.

* El virus NO afecta animales. Por eso no hay riesgo de infección por jugar o poseer animales domésticos, por comer carne mal cocida.

En resumen, la convivencia con una persona con SIDA es totalmente posible, por lo cual no existe razón alguna para el abandono o el aislamiento, o la apartación de la persona infectada.



La terminología correcta que debemos utilizar al referirnos a enfermos del SIDA es:

Sí, personas con SIDA, No, sidásicos o sidosos. Pues la enfermedad no destruye la condición de persona y el virus no destruye la identidad.


Sí, sufrimiento humano. No, castigo de Dios. Pues se trata del padecimiento del ser humano y no de una pena que se impone por delitos o faltas a leyes divinas o humanas.


Sí, enfermedad incurable. No, enfermedad mortal. En cuanto es una enfermedad que por hoy no se puede curar, pero en algunos no es necesariamente mortal.


Sí, diagnostico medico. No, diagnostico moral. Pues el reconocimiento se realiza según indicadores objetivos y no según opiniones de conciencia.


Sí, epidemia. No, flagelo . En cuanto esta enfermedad puede afectar a la población en general, y no es azote o instrumento de castigo a grupos particulares.


Sí, enfermo. No, víctima. Las personas con SIDA son enfermos porque padecen perdida de la salud como una realidad de las consecuencias de su propia vida, y no por transgresiones que deben ser penalizadas.


Juan Sebastián y Nicolás