¿Qué es discriminar?

¿Qué es discriminar?
Discriminar es juzgar al otro; separar injutamente, ya que todos somos iguales. El color de piel, el idioma, el sexo, la situación social, NO HACE AL SER HUMANO. Es un hecho desagradable que, lamentablemente, la gran mayoría de las personas comete. "No hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti"

¡¡¡Bienvenidos!!!

Nosotros, alumnos del Instituto Técnico San Cayetano organizamos este Blog, a partir de propuestas que surgieron en el aula en Construcción de la Ciudadanía.

Este Proyecto se ha iniciado en el año 2008 y continuado en el 2009 y 2010. Y ahora en el 2013 por los alumnos de 2* año de la Escuela Secundaria, siguiendo las huellas de los que nos precedieron en este emprendimiento.

Este año llevamos la iniciativa: Melany, Sofía, Celina, Camila, Sol, Carina, Agustín, Lautaro, Gabriel, Federico B., Juan, Federico C., Jonathan, Taiel, Lucas, Esteban, facundo, Erick, nahuel, Ariel, Santiago, Franco, Rodrigo, Gabriel y el profe Jorge.

Dentro del mismo encontrarán: fotos, testimonios, hechos históricos, noticias, consejos, puntos de vista, encuestas, videos, músicas, frases, etc. sobre este tema que tanto nos preocupa e interesa.

Esperamos que ustedes lo disfruten al igual que nosotros y esperamos sus opiniones.

martes, 5 de agosto de 2008

Una historia... Analía en la escuela


Como de costumbre Analía va a la escuela. Un día pasa algo peculiar, sus compañeros comienzan amirar en el libro de asistencia los datos de cada uno, principalmente, la nacionalidad que pertenecían.
Todos eran argentinos, menos Analía que era nacida en Bolivia.
Allí comenzó su calvario, ya que comenzaron a burlarse de ella, utilizando su nacionalidad para referirse a ella como la boliviana o bolita.
Ella se puso muy triste y no sabía que hacer. Entonces decidió ir hacia la dirección de la escuela, habló con la Directora; pero ella no hizo caso de su dolor, ni actuó como correspondía.
Cuando terminaba la clase del día, sus compañeros le decían: -"chau bola, hasta mañana"-.
En su casa no decía nada. Y así pasaron los días. Analía seguía sumergida en su tristeza y dolor, no comprendía como de repente pasó a no ser querida ni apreciada por sus propios compañeros.
Hasta que en uno de ellos, las chicas la empezaron a agredir verbalmente, siempre aludiendo a su origen nativo y Analía no soportó más, comenzó a defenderse, como supo, a los golpes. Y terminaron varias lastimadas.
La Señora Directora reaccionó, ¿cómo? una supensión. Y ante la pregunta, ¿se solucionó el problema? es el día de hoy que sigue sin respuesta.
Y Analía no quiere regresar a la escuela.

Kevin

13 comentarios:

DANIEBLURAS dijo...

Estimado Jorge,queridos Niños:
Quiero felicitrales por su hermoso blog, con sus temas tan interesantes y atingentes a la realidad.
Desde Chile les saludo con amor yo y mis niños de primer año básico.
Les insto a seguir escribiendo temas tan oportunos como los que han tratado ens us blog.
Profe Jorge, si podemos a yudar en algo estamos a un clic de distancia.
Con afecto.
Tío Daniebluras

Pi*xar dijo...

Analía tiene un problema de identidad, si supiera más sobre sus raíces podría enseñar a los demás lo bonito de ser boliviana....
La tolerancia es un aprendizaje más.
Gracias por el comentario en Indapark, un saludo!

Jorge dijo...

Hokla Pi*xar: Gracias por tu visita. Es verdad que si conociera sus raíces debería estar orgulloa: Pero tembién recordemos que es una niña, estas cosas se van valorando en el tiempo.
Estoy seguro que cuando crezca sentirá su orgullo.

clau dijo...

hola...que triste la historia de Analia , pero muy real y común hoy en día entre los adolescentes.Es una lastima que la niña no haya sido escuchada por la directora y que ella no lo haya conversado con sus padres , creo que la hubiesen ayudado a solucionar el problema.También considero que los chicos no se dan cuenta del daño que hacen !discriminando!a un igual, realmente no lo saben sino creo que no lo harían ; pero lamentablemente ellos Escuchan y Repiten lo que los adultos DICEN y CREEN ser sus verdades y los chicos aprenden esas verdades falsas.Ojalá estas historias no se repitan MÁS, por el bien de la humanidad.
clau

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Hola Clau. Gracias por tu visita. ^Pienso de la misma forma, los chicos muchas veces son crueles, pero porque copian modelos o arquetipos de los adultos; el adulto se cuida en decirlo y el chico no. Si en cada seno familiar enraizaramos bien los valores, muchas cosas cambiarían.

Un gran cariño

Sandra Giuliano dijo...

Es doloroso que situaciones discriminatorias se den en cualquier ámbito social. ¿Cuándo el ser humano cambiará ésta situación?

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Gracias Sandra por tu visita. Buena pregunta para que respondamos todos.

Neverknowsbest dijo...

Hummm, creo que ya no puedo aguantar más a decirlo. Llevo unos días paseándome de arriba a abajo por todo el blog buscando y buscando y leyendo y releyendo. Vamos a ver, este blog está muy bien, es bastante completo, tiene información que yo desconocía pero falta algo. ¿Es que nadie se ha preguntado CÓMO vamos a ayudar a la pobre Analía? Nos pasamos mucho tiempo escribiendo que si la discriminación está mal, que !ay que pena la pobre Analía! que si esto que si lo otro, y Analía sigue con su problema. Pues ¡basta ya! Por favor, vamos a hacer algo, digamos algo que le sea útil a ELLA, a todos los que se encuentran en una situación similar y que lean este blog. Y me gustaría que cuando empezaran a salir soluciones (no políticas como la mayoría de las que hay expuestas, sino humanas, soluciones a la mano de todos esos niños) no se quedaran en un simple comentario, sino que pudiésemos hacerlas llegar a los afectados por este mal que es la discriminación.

Neverknowsbest dijo...

Leo el comentario de Pixar y me parece muy interesante, Analía sabría más sobre sus raíces y sería muy feliz en casa mientras descubre su cultura. Pero cuando llegue al colegio, saber más sobre sus raíces no le va a servir de nada, porque a sus compañeros no le importan sus raíces, le importa reírse de ella. Sé que se me gritará por este blog y que muchos pensaran que estoy loco, pero en mi opinión creo que cuando Analía le hinchó los morros a los que se metían con ella ya estaba haciendo algo al respecto. ¿Suspensión? No creo que a los padres les importe tanto sabiendo como está el problema. El caso es que es una chica, entonces yo ahí no puedo decir nada. Pero entre los chicos, ¿quién es aquél con el que nadie se mete? El que pega ostias. "Tú bolichica" ¡Pum! Ostia que te crió, y la próxima vez se lo piensan dos veces antes de insultar, y la siguiente cuatro, hasta que se para todo. Sé que no es lo más educativo, pero llevo mucho tiempo viendo cosas así, e incluso he vivido la situación. Un puñetazo dado en su momento y se les quitan todas las tonterías. En clase había un chico amanerado (y no era ni gay) y otro que todo el día le insultaba. Un día le llamó "maricón", se hartó y tal y como vino le metió un guantazo que lo tiró de la silla. Nunca más se volvió a meter con él. Desventajas: Un parte disciplinario. Ventajas: Uno menos de quién preocuparse.

Parece muy triste, pero al menos yo siempre he visto las cosas funcionando así. Cuando no puedes cambiar la forma en que los demás padres educan a sus hijos y la administración no reponde correctamente, lo único que puedes hacer es darle herramientas a la mano del niño y hacerle ver que cuenta con tu apoyo para luchar por lo que quiere, por conseguir aquello a lo que tiene derecho. Si no gusta el comentario se borra y ya está, pero prefiriría que me explicáseis formas más REALISTAS que pudieran funcionar mejor que indagar sobre las raíces de uno o preguntarse "¿Cuándo el ser humano cambiará ésta situación?". Seamos útiles.

Un saludo.

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Hola Neverknowsbest: Me maravilla tu capacidad de análisis y reflexión. Es interesante tu propuesta; quizás la más fácil de solucionar y la que más le interesaría a Analía (uno busca solución rápida, y concreta). No está mal; pero me queda en la mente lo siguiente:
El provocar el mieo y el temor en el otro ¿crea copnciencia? ¿o de repente el blanco será otra Analía?

No sé si para esta sociedad sirve el miedo al estilo de Hobbes; no creamos conciencia y seguiría la rueda.
Además ¿puede la violencia ser solucionardora del problema? ¿la violencia no engendra más violencia?

Aunque amigo tu propuesta parece solucionar a corto plazo; no sé si sería la solución. Seguiré pensandolo.

Un abrazo enorme.

Neverknowsbest dijo...

Llevas muchísima razón. Por así decirlo no se me puede aplicar lo de que "el buen maestro practica lo que predica", puesto que cuando era más pequeño siempre que se reían de mi, yo me daba la vuelta y esperaba a que terminaran. Pero es un comienzo, yo respeto a todo aquél que deja aquí su opinión sobre la discriminación, pero yo quiero algo más, yo quiero de este blog no sólo una fuente de información, sino también una herramienta de acción. Es un inicio y quizás empezando aquí podamos esculpir un ángel de la guarda de bolsillo para Analía.

Dicho esto, respondo a tus preguntas: ¿Es Analía la que está atacando o la que se defiende? Entendamos bien una cosa, Analía no se enfrenta a una persona, si fuera así la ignorancia sería más que suficiente. Analía ha de defenderse todos los días del ataque de varias y quizás el hecho de que otras personas se sintieran atacadas ayudara a ponerse en la piel de Analía y que sintieran de verdad lo que es. ¡Ojo! La violencia es un arma tan poderosa como peligrosa para el que la esgrime, y sin una adecuada educación y dosis justa y necesaria, podría convertir a Analía en aquello contra lo que lucha.

Quiero reiterar que no es Analía la que ataca a otra Analía. Quiero dejar clara esta diferencia. Si nos ponemos simples, Analía ni siquiera ataca, ella no va a hacer daño, sólo responde al estímulo que recibe. Asimismo, a muchos niños se les enseña desde pequeños que no han de hacer el mal si no lo quieren recibir (y esto es tan viejo como Confucio), pero no creo que esos niños siquiera sientan lo que es ponerse en su piel.

Sigo contestando: La violencia crea más violencia, sí, y en su camino va sembrando respeto, y más entre niños. Seamos sinceros, no creo que los chicos que la insultan lo hagan por discriminación. Son niños, para ellos todo es un juego, cambia el farolillo rojo a otro niño y lo discriminarán, es un problema de la educación que reciben. Nadie quiere ser el pardillo, pero tarde o temprano a alguien le toca, y te digo sinceramente, que la discriminación muchas veces es inevitable, que te endurece cuando la recibes (dice el refrán que lo que no te mata te hace más fuerte) y que, con cada golpe, esquivas mejor el siguiente (¿será quizás que no podemos solucionar la discriminación?¿Será que sólo podemos llegar a enseñar cómo salir del dolor que produce? Ahí queda eso). En fin, me estoy saliendo un poco del tema que es "ayudar a Analía". Toma este último párrafo más como una reflexión personal que como un boceto de solución.

Estoy de acuerdo con que "violencia contra violencia" es una solución a corto plazo, y además no es ni bonita. Por ahora, te diría que mientras sea solución, a mi me sirve, y que podemos hacer dos cosas: Desechar la violencia (¡ojo! Me refiero a la violencia como herramienta, educada y dosificada para el menor, que no se me malinterprete), o utilizarla para solucionar el problema a corto plazo y buscar una solución a largo plazo mientras.

Por último, lo que digo son sólo reflexiones, no soy docente ni educador, sólo soy un chaval que ha visto cosas y las cuenta, no tengo experiencia profesional. Nada de lo que diga son valores que comparta, son sólo intentos de solucionar un problema.

No sé cómo, pero con cada palabra que escribo, mi cariño por esta chica se acrecienta.

Un abrazo.

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Hola Neverknowsbest: Amigo aquí, al menos de mi parte, jamás te sentencié. Creo que estamos intercambiando ideas, y me parece excelente.
Se nota tu interés de solucionar y tu afecto (quizás por haber vivido situaciones similares).
Ni te desvalorices en lo que escribes. El ser profesional no es garantía muchas veces.

Un cordial saludo

Neverknowsbest dijo...

Gracias, sólo quería dejar eso muy claro.

Ahora, como educador, ¿qué piensas sobre el uso controlado de la violencia como medio de defensa ante la discriminación? De verdad que me gustaría saber que existe una solución mejor, tú como docente quizás tengas más de un as en la manga. Compártelo conmigo, opina sobre mis palabras.