¿Qué es discriminar?

¿Qué es discriminar?
Discriminar es juzgar al otro; separar injutamente, ya que todos somos iguales. El color de piel, el idioma, el sexo, la situación social, NO HACE AL SER HUMANO. Es un hecho desagradable que, lamentablemente, la gran mayoría de las personas comete. "No hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti"

¡¡¡Bienvenidos!!!

Nosotros, alumnos del Instituto Técnico San Cayetano organizamos este Blog, a partir de propuestas que surgieron en el aula en Construcción de la Ciudadanía.

Este Proyecto se ha iniciado en el año 2008 y continuado en el 2009 y 2010. Y ahora en el 2013 por los alumnos de 2* año de la Escuela Secundaria, siguiendo las huellas de los que nos precedieron en este emprendimiento.

Este año llevamos la iniciativa: Melany, Sofía, Celina, Camila, Sol, Carina, Agustín, Lautaro, Gabriel, Federico B., Juan, Federico C., Jonathan, Taiel, Lucas, Esteban, facundo, Erick, nahuel, Ariel, Santiago, Franco, Rodrigo, Gabriel y el profe Jorge.

Dentro del mismo encontrarán: fotos, testimonios, hechos históricos, noticias, consejos, puntos de vista, encuestas, videos, músicas, frases, etc. sobre este tema que tanto nos preocupa e interesa.

Esperamos que ustedes lo disfruten al igual que nosotros y esperamos sus opiniones.

jueves, 3 de julio de 2008

8 de Marzo: Día de la mujer


La historia más extendida sobre la conmemoración del 8 de marzo hace referencia a los hechos que sucedieron en esa fecha del año 1908, donde murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.


2 comentarios:

Carlos Alberto Arellano dijo...

¡Hola!

Un importante recuerdo sobre esas mujeres valientes. ¡No debemos olvidarlas!

Les dejo este texto que escribí y publiqué ayer en mi blog. También lo publicaron en Literatura en Priego (un blog de España) y Cultura Política y Económica (un blog de Costa Rica.)

Si les gusta y desean publicarlo. ¡Adelante!


Camino a casa: Ingrid Betancourt


Después de tantos momentos duros, tan duros. De tantos dolorosos cansancios de la carne. Después de sentirte sin deseos de comer, sin deseos de hablar, sin deseos de soñar. Después de entender, en los peores días y con un profundo pesar en las entrañas, que ya no tenías ganas de nada. Porque en ese infierno verde, en esa jungla llena de bichos, la única respuesta a todo, a cualquier deseo, por mínimo que fuera, a cualquier necesidad elemental, era siempre, invariablemente, un no rotundo y despiadado. Después de haber deseado no desear más, para no volver a sentirte lastimada, defraudada, en las mañanas y en las tardes y en las noches. Después de haber creído que sólo lo imposible, lo impensado, un milagro de milagros, podría sacarte del oscuro fondo de ese abismo insoportable. Después de haber temido, tantas noches bajo la luna, que nunca volverías a ver a tu familia. Que jamás volverías a abrazar, a besar, a sentir en la piel, en los dedos, en los brazos, en los hombros, en lo profundo del corazón, a tus seres queridos, a aquellos que tanto estabas necesitando. Después de pensar que tu vida ya no era vida, sino un miserable desperdicio de tiempo y energías. Después de tantos años durmiendo en una hamaca tendida entre dos palos. Después de esas marchas tan largas, tan dolorosas, cargando a duras penas tus cosas, que tanto te pesaban, con el alma herida, con la mente nublada, perdida en los absurdos sinsabores de la selva. Después de tantas noches heladas. De tantos días sintiendo que te quedaba poco, o tal vez nada, de la mujer que fuiste alguna vez. Después de tanto rezar, de tanto esperar, Ingrid Betancourt, finalmente, y para alegría de todos nosotros, ya estás en casa.


¡Ay, Ingrid! ¡Qué lindo verte ahora entre tantas caras felices, entre tantos abrazos! ¡Qué emoción tan grande debes sentir! Sí, ya estás en casa, en tu casa, con tu familia, con tus seres queridos. ¡Que seas feliz!


Carlos Alberto Arellano


.

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Como habrás visto. Tu texto ya fue publicado. Gracias Amigo por el aporte