¿Qué es discriminar?

¿Qué es discriminar?
Discriminar es juzgar al otro; separar injutamente, ya que todos somos iguales. El color de piel, el idioma, el sexo, la situación social, NO HACE AL SER HUMANO. Es un hecho desagradable que, lamentablemente, la gran mayoría de las personas comete. "No hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti"

¡¡¡Bienvenidos!!!

Nosotros, alumnos del Instituto Técnico San Cayetano organizamos este Blog, a partir de propuestas que surgieron en el aula en Construcción de la Ciudadanía.

Este Proyecto se ha iniciado en el año 2008 y continuado en el 2009 y 2010. Y ahora en el 2013 por los alumnos de 2* año de la Escuela Secundaria, siguiendo las huellas de los que nos precedieron en este emprendimiento.

Este año llevamos la iniciativa: Melany, Sofía, Celina, Camila, Sol, Carina, Agustín, Lautaro, Gabriel, Federico B., Juan, Federico C., Jonathan, Taiel, Lucas, Esteban, facundo, Erick, nahuel, Ariel, Santiago, Franco, Rodrigo, Gabriel y el profe Jorge.

Dentro del mismo encontrarán: fotos, testimonios, hechos históricos, noticias, consejos, puntos de vista, encuestas, videos, músicas, frases, etc. sobre este tema que tanto nos preocupa e interesa.

Esperamos que ustedes lo disfruten al igual que nosotros y esperamos sus opiniones.

jueves, 31 de julio de 2008

La Ley Contra la Discriminación por Edad en el Empleo

La Ley Contra la Discriminación por Edad en el Empleo de 1967 (ADEA, tal su sigla en inglés) protege a aquellos individuos de 40 años de edad o más contra la discriminación en el empleo por razón de edad.

Conforme a la ADEA, es ilegal discriminar contra una persona por su edad respecto de cualquier término, condición o privilegio del empleo, incluyendo la contratación, el despido, ascenso, suspensión, compensación, beneficios, asignaciones de tareas y entrenamiento.

La ADEA, generalmente, considera ilegal incluir preferencias de edad, limitaciones o especificaciones en los avisos o anuncios de empleo. Un aviso o anuncio de empleo puede especificar un límite de edad solamente en circunstancias extrañas en las cuales se muestra que la edad es una “calificación ocupacional bona fide.

En el 2005, la EEOC recibió 16,585 querellas de discriminación por edad. La EEOC resolvió 14,076 querellas por discriminación por edad en el año fiscal 2005 y recuperó $77.7 millones en beneficios monetarios para las partes que presentaron las querellas y otros individuos afectados (sin incluir los beneficios monetarios obtenidos a través de juicios).

Pablo S. y Juan Sebastián

4 comentarios:

difistinto dijo...

Buenas soy la hermana de Intza. Ella me ha dado la oportunidad de conocer este blog , me ha hablado de el con una admiración que me ha contagiado.

La he seguido hasta aqui porque se que tiene un corazon enorme capaz de conectar con corazones enormes.

Yo conoci a Intza de niña, me hablaba, me consolaba... ella tambien era una niña pero no igual a las demas ¿ saben porque? porque sabia que lo que ella sabia era cierto. Y asi ha sido durante toda su vida, una gran luchadora.

Besotes

Mon

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Hola Mon. Gracias por tu visita. De verdad que tienes una hermana que vale oroi, cuídala. Un cariño desde Argentina.

Luisa Linares dijo...

¿Realmente creen que porque exista una Ley contra la discriminación, ello hace que desaparezca la misma???
Yo creo que el hecho de que exista una ley no implica que la gente directamente la va a cumplir, creo que hace falta crear en la sociedad una sensación o una creencia general de que no se debe discriminar, y ello sólo se puede hacer desde la escuela, y desde la propia familia, amigos y vecinos, y en caso de que no se adquiera dicha creencia desde que uno es joven, luego hace más difícil cumplirla cuando uno se hace mayor. Además para muchas empresas, el coste de discriminar a un trabajador es tan bajo, que no les importa si se hace o no!!
Saludos desde España

NO A LA DISCRIMINACION dijo...

Hola Luisa: Coincido plenamente. Pero si hay una ley está el posible respalo, incluso poder resentar la denuncia correspondiente, de no existir, por jurisprudencia resulta más difícil. Pero coincido que es cuestión de cada uno, de la sociedad.
Un saludo