¿Qué es discriminar?

¿Qué es discriminar?
Discriminar es juzgar al otro; separar injutamente, ya que todos somos iguales. El color de piel, el idioma, el sexo, la situación social, NO HACE AL SER HUMANO. Es un hecho desagradable que, lamentablemente, la gran mayoría de las personas comete. "No hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti"

¡¡¡Bienvenidos!!!

Nosotros, alumnos del Instituto Técnico San Cayetano organizamos este Blog, a partir de propuestas que surgieron en el aula en Construcción de la Ciudadanía.

Este Proyecto se ha iniciado en el año 2008 y continuado en el 2009 y 2010. Y ahora en el 2013 por los alumnos de 2* año de la Escuela Secundaria, siguiendo las huellas de los que nos precedieron en este emprendimiento.

Este año llevamos la iniciativa: Melany, Sofía, Celina, Camila, Sol, Carina, Agustín, Lautaro, Gabriel, Federico B., Juan, Federico C., Jonathan, Taiel, Lucas, Esteban, facundo, Erick, nahuel, Ariel, Santiago, Franco, Rodrigo, Gabriel y el profe Jorge.

Dentro del mismo encontrarán: fotos, testimonios, hechos históricos, noticias, consejos, puntos de vista, encuestas, videos, músicas, frases, etc. sobre este tema que tanto nos preocupa e interesa.

Esperamos que ustedes lo disfruten al igual que nosotros y esperamos sus opiniones.

viernes, 18 de julio de 2008

Cuento: El plato de madera


El viejo se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cuatro años. Ya las manos le temblaban, su vista se nublaba y sus pasos flaqueaban.

La familia completa comía junta en la mesa, pero las manos temblorosas y la vista enferma del anciano hacían el alimentarse un asunto difícil.

Los guisantes caían de su cuchara al suelo y cuando intentaba tomar el vaso, derramaba la leche sobre el mantel. hijo y su esposa se cansaron de la situación. "Tenemos que hacer algo con el abuelo", dijo el hijo. "Ya he tenido suficiente". "Derrama la leche hace ruido al comer y tira la comida al suelo".

Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor. Ahí, el abuelo comía solo mientras el resto de la familia disfrutaba la hora de comer. Como el abuelo había roto uno o dos platos su comida se la servían en un plato de madera.

De vez en cuando miraban hacia donde estaba el abuelo y podían ver una lágrima en sus ojos mientras estaba ahí sentado solo. Sin embargo, las únicas palabras que la pareja le dirigía, eran fríos llamados de atención cada vez que dejaba caer el tenedor o la comida.

El niño de cuatro años observaba todo en silencio. Una tarde antes de la cena, el papá observó que su hijo estaba jugando con trozos de madera en el suelo. Le pregunto dulcemente: "¿Que estás haciendo?"

Con la misma dulzura el niño le contestó: "Ah, estoy haciendo un tazón para ti y otro para mamá para que cuando yo crezca, ustedes coman en ellos." Sonrió y siguió con su tarea. Las palabras del pequeño golpearon a sus padres de tal forma que quedaron sin habla.

Las lágrimas rodaban por sus mejillas. Y, aunque ninguna palabra se dijo al respecto, ambos sabían lo que tenían que hacer.

Esa tarde el esposo tomo gentilmente la mano del abuelo y lo guió de vuelta a la mesa de la familia. Por el resto de sus días ocupo un lugar en la mesa con ellos. Y por alguna razón, ni el esposo ni la esposa parecían molestarse mas, cada vez que el tenedor se caía, la leche se derramaba o se ensuciaba el mantel.


Los niños son altamente perceptivos. Sus ojos observan, sus oídos siempre escuchan y sus mentes procesan los mensajes que absorben. Si ven que con paciencia proveemos un hogar feliz para todos los miembros de la familia, ellos imitaran esa actitud por el resto de sus vidas.

Los padres y madres inteligentes se percatan que cada día colocan los bloques con los que construyen el futuro de su hijo. Seamos constructores sabios y modelos a seguir.

He aprendido que independientemente de la relación que tengas con tus padres, los vas a extrañar cuando ya no estén contigo.

La gente olvidará lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca como los hiciste sentir.

8 comentarios:

Thiago dijo...

OLASSSSSS desde Madrid.... ¡Qué buena iniciativa! Os deseo mil éxitos. Ojalá cunda el ejemplo y nunca, nunca se discrimine a nadie por motivos de raza, religión, edad, opición sexual, etc...

Un gran blog y una gran lección para todos.

Bezos.

whatateacher dijo...

¡Felicidades por este blog! Me parece una gran idea utilizar este medio para intentar acabar con los prejuicios. Es un tema interesantísimo para ser tratado en un instituto de secundaria.

Fidel, filho de BGG dijo...

Hola, estoy alegre por mas una ventana que se abre para la realidad. Creo que este en un camino muy importante y los puntos abordados aun mas.
Me quedo felicitado antecipado, soy brasileño y estaré siempre presente en el blog.

Abraços a todos!

Jorge dijo...

Graciaas Fidel por tu visita y tus palabras

ControQueen dijo...

hola gracia por la invitacion me encanto este cuento me inspiro mucho y me iso recordar de mi bisabuelo y como lo trataban y ahora como estan sufriendo por queya no esta con ellos
por favor siguen visitando mi blog

www.controqueen.blogspot.com

asiul dijo...

HI
FELICIDADES!!!
SU BLOG ES INTERESANTE Y AGRADABLE
De verdad merecen un gran abrazo cada uno de los participantes de este instituto, es una buena demostraciòn del altruismo que existe en cada uno de ustedes, con su propuesta logran que haya sensibilizaciòn y que es necesaria no solo a nivel nacional sino internacional, yo soy mexicana e imparto clases y de verdad me sentiria orgullosa de que en Mèxico hubiera libre expresiòn en impactos sociales que afectan el mundo. BSITOS DE KRAMELO PARA ARGENTINA Y MIS MEJORES DESEOS. 1000 GRACIAS X INVITARME A SU BLOG. STARE PENDIENTE DE UDS. FRIENDS.

Anónimo dijo...

este cuento estaba en los libros de primaria en Cuba hace 40 años ...No se si todavía lo tienen pero nunca lo olvide... Muy profundo.
Gracias por publicarlo
Alezx

Cris Reflexiones dijo...

Pretextos y preocupaciones sin importancia que se anteponen a una convivencia con nuestros mayores.

Los niños son perceptivos... tú actitud es su ejemplo a seguir.